The Scene: El inglés en microdosis

Algo que caracteriza a la sociedad guayaquileña es su enorme capacidad de acoger, por algo nos dicen monos, porque cuando digo acoger me refiero a asumir costumbres/modas de algún otro horizonte que no sea el nuestro, como es el caso de nuestro arraigado spanglish y constante uso de modismos en inglés. Consumimos -sin darnos cuenta- un porcentaje elevado de material de este idioma extranjero, desde las redes sociales hasta el cine. Tanto es el impacto, que se ha vuelto una segunda lengua para casi todos, sino vaya y lea los menús de comedores de la Ruta del Sol con nuestra gastronomía traducida. No era más que cuestión de tiempo para que esta lengua acogida, abrace también al teatro guayaco.

Alrededor del mes de marzo del año pasado (2017) nació The Scene, un proyecto del Centro Ecuatoriano Norteamericano, que buscaba diluir los espacios entre la cultura norteamericana y la nuestra; al mismo tiempo que acercaba el idioma extranjero al público en general para que este se interese. En pleno boom del teatro y sobretodo el micro-teatro, Consuelo Hidalgo-Directora Cultural del Centro Ecuatoriano Norteamericano- y el Arquitecto Johnny González-Director Nacional del C.E.N.- decidieron lanzar un ciclo de micro-teatro en inglés dentro de sus instalaciones. Este primer ciclo funcionó rotundamente con un promedio de 50 personas por función, que supera la media de una sala de microteatro común y oscila entre las 20 personas por función.

Captura de pantalla 2018-02-08 a las 8.41.09.png

Llenos de ánimo, Hidalgo y González decidieron armar un segundo ciclo de micro-teatro en inglés, esta vez acompañados del director local Alberto Pablo Rivera, quien se ha manejado como productor y gestor hasta la actualidad del movimiento que ha tenido The Scene. Debido a que Rivera viene del mundo de los audiovisuales, la comunicación de The Scene ha tomado un giro contundente. Los spots que realiza el audiovisualista guayaquileño para la promoción y difusión de las obras a presentar, están todos en inglés -obviamente- y guardan un look cinematográfico que termina siendo el complemento preciso que requiere una iniciativa cultural como esta.

Mi opinión personal es que vivimos en una ciudad híbrida dominada por el spanglish y el dólar. Tenemos una fuerte inclinación de atracción por el lifestyle americano y su arquitectura, su arte. Consumimos Hollywood, Netflix, YouTube, Instagram, Spotify, todo el entretenimiento que nos rodea es en inglés. De esta forma ver teatro en vivo, en inglés nos parece atractivo y natural.

Alberto Pablo Rivera opinando sobre el micro-teatro en inglés

Así mismo, Alberto Pablo nos profundiza el proceso de discernimiento que atravesaron hasta poder materializar este segundo ciclo de micro-teatro en inglés:

Conversando con el CEN de que para este nuevo ciclo podríamos tener otro espacio para que el público tenga una experiencia más teatral, llegamos a la conclusión de que el Estudio Paulsen (Las Peñas, Guayaquil) sería el lugar ideal. Ambos son fundaciones non profit, ambos son centros educativos y ambos tienen un vínculo directo con la cultura norteamericana. El Estudio Paulsen enseña la técnica Meisner que es una de las técnicas actorales más importantes y nuevas en EEUU. El match entre estos dos Centros educativos y culturales fue orgánica. Ayudó mucho la amistad que llevamos con Marlon Pantaleón, director ejecutivo del Paulsen y Carlos Icaza, presidente del estudio. Cómo este espacio de formación de actores es nuevo, el movimiento nocturno que generan las obras en inglés también le dan visibilidad al espacio. Pronto empezarán a producir sus propias obras de teatro en español también. 

Captura de pantalla 2018-02-08 a las 8.40.42

Como era de esperarse, este segundo ciclo de micro-teatro en inglés fue todo un éxito. Durante la temporada se presentaron 6 obras que tuvieron una acogida de 75 personas por función, o sea sala llena en todas las funciones. Personalmente, puedo decir que participé del 50-60% de la programación de The Scene; y resultaba tremendamente peculiar darse cuenta que mucha de la gente que consumía estas obras no hablaban en verdad inglés, según lo que ellos comentaban públicamente, su razón principal era consumir teatro. Una porción considerable del público simplemente iba a encontrarse con una obra que despierte algo, que le enseñe una emoción nueva que no requiera de la habilidad de un guionista sino del talento de su intérprete. El despertar esta curiosidad/interesés dentro del pueblo guayaco, es un poder digno de admirar pero sobretodo de explotar, y es exactamente lo que el Centro Ecuatoriano Norteamericano ha buscado con este movimiento. Lograr que el público se exponga constantemente al idioma extranjero en uno de los espacios más vulnerables y directos que tenemos: el teatro.

Ahora estas jornadas teatrales que solíamos tener todos los jueves por la noche están en una pequeña pausa, pero seguramente están cogiendo el impulso que necesitan para darnos una gran tercera temporada (ojalá que sí); y para seguir contribuyendo a nuestro imaginario cultural con historias en inglés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s