Auyo, un monólogo brutalmente honesto

Luciana Grassi, actriz y directora del proyecto Auyo, me recibió en su casa en San José hace unas semanas.  Fuí sin tener una idea clara de lo que estaban haciendo, no solo en ese momento sino en general; durante ese fin de semana se encontraban grabando los cortometrajes que acompañarán al monólogo a presentarse el sábado 26 de agosto en la sala La Bota – Malecón del Salado.

Al parecer Auyo no es solo un monólogo, sino que es una experiencia transmedia, es decir que el relato se despliega en diferentes medios: en lo teatral, cinematográfico y redes sociales.

De Auyo solo conocía las redes sociales, nada más. Sabía que el monólogo estaba relacionado con el hecho de ser mujer, con el tema de la menstruación, la conexión interna, etc. Cosas que tal vez como hombre pueden no generarme mucha empatía, pero que durante mi conversación con Luciana se fueron transformando en temas que cautivaron mi atención.

Por ejemplo, el tema de la auto-ayuda. El creer que nunca podrás sentirte completo siendo como eres, entonces comienzas a emprender un camino sinuoso lleno de cambios un poco exagerados solo para aparentar ser mejor y a ratos solo para que los demás se den cuenta de que eres mejor. Un camino infinito que merece un “stop” que Luciana lo describe como:

Voy a hacer las paces con el hecho de que siempre voy a ser parcial, siempre voy a ser incompleta, que nunca voy a conseguir ser completa y eso está bien. Asimilarlo me dará paz

Otro tema que el monólogo aborda es el asunto de la menstruación, el cual para algunos todavía debería ser tomado con pinzas y es donde en esencia Luciana hace más ahínco. Ella busca conectarse y motivar a que más mujeres se conecten con ese proceso que durante años se ha catalogado como “enfermedad”, y que de enfermedad no tiene nada. Esta conexión la hace desde diferentes arquetipos de la mujer en base a los estados del ciclo menstrual que coincidencialmente (o no) se parecen al ciclo lunar.

Para poder conectarme con la parte más libre que tengo, es necesario conectarme con la parte más salvaje y natural que es mi sangre.

La hechicera, la bruja, la virgen y más, son los arquetipos de la fase menstrual y que Luciana los presenta con misticismo y energía cósmica pero que más allá de eso sirven para generar una pauta; es decir una guía de lo que son las diferentes fases que conviven en el interior de una mujer.

Y aunque Auyo se presente como un gurú de la feminidad espiritual, en esencia es el viaje de su creadora, de descubrirse mujer, de una autopoiesis. Auyo se condiciona a la existencia y las vivencias de Luciana y viceversa. Eso lo convierte en algo interesante porque lo vuelve un monólogo brutalmente honesto y en la honestidad todos podemos vernos reflejados.

Auyo se presenta en su única función el sábado 26 de agosto en el Malecón del Salado – Sala la Bota. La entrada tiene un precio de $10.

Mi vlog sobre mi conversación con Luciana 

Conoce más de Auyo aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s