La ley del embudo de los taxis amarillos

Una mañana en Guayaquil, una mañana tranquila, como si nada nuevo fuese a pasar. La ciudad se sorprende con una multitud de color amarillo manifestándose, destruyendo la fiesta a los felices; me refiero a los taxis y su irresponsable marcha. Digo irresponsable porque hay que tener la caradura para reclamar su pérdida de clientes debido al pésimo servicio que dan, y no solo eso sino paralizar el tráfico para reforzar la idea que solo están aquí para fastidiar y nada más.

El párrafo anterior lo escribí con la sangre en el ojo. Tal vez fue un poco fuerte, tal vez no, porque a medida que escribo reviven miles de recuerdos de inconvenientes con los taxis amarillos; entre ellos: el “no, para allá no voy,” “no, no tengo suelto,” entre otras frases. Además, las tarifas estúpidamente sorprendentes o los 20 dólares que quisieron cobrarme de Sambo a vía la costa; el miedo de ser víctima de un secuestro express, el miedo a que el conductor me insulte si le pido taxímetro. El miedo en general.

No por nada es común sentirse aliviado cuando usas por primera vez un servicio como Cabify o Uber, ese alivio es un clamor popular, basta con revisar las redes sociales para darse cuenta del enojo de los usuarios ante esta absurda manifestación y la notoria satisfacción de los clientes fieles a Cabify. Todos nos quejamos de lo mismo, pero al parecer a los taxis amarillos les importan muy poco nuestras quejas, como siempre ha sido. La ley del embudo: lo ancho para ellos, lo angosto para uno.

Pareciera karmático, justicia divina o simplemente lo que siempre debe suceder en una ciudad que anhela progreso. El servicio superior opaca al inferior y el inferior se ve en la necesidad de mejorar para mantenerse en la competencia o simplemente apuntar a un mercado diferente. Pero los taxis amarillos no lo ven así, sienten la necesidad de acabar con la competencia para seguir monopolizando el mercado con su sistema caduco.

Poco sé (por no decir nada) sobre los términos legales involucrados para que empresas como Cabify o Uber operen de manera legal en la ciudad, pero estoy seguro que no debe ser algo muy complicado, estamos hablando de compañías con presencia en diferentes países del mundo; y si bien lo supieron arreglar en otros países, se podrá arreglar acá; a menos que haya intereses personales de por medio que se escapan totalmente de políticas y leyes en las cuales se refugia el gerente de la ATM, Andrés Roche.

La Agencia de Tránsito Municipal tiene mucho que ver en este desfile mediocre que retrasa a nuestra ciudad; y es que se han detenido a más de 11 vehículos que operaban en nombre de Cabify y Uber, dándole la razón a reclamos ridículos de los taxis amarillos. ¿Qué tan débil y alejada de la ciudadanía debe estar la Agencia de Tránsito Municipal que prefiere perseguir a un servicio de transporte de calidad antes que regular su propio sistema? Habría que preguntar ¿Cuántos taxis amarillos que no usan taxímetro han sido multados? o ¿Cuántos buses que irrespetan cualquier norma vial han sido detenidos? La respuesta será notoriamente inferior a los detenidos de Cabify o Uber.

Una vez más Guayaquil se ve frente a un grupo de incompetentes que simplemente les gusta o peor aún, les beneficia que las cosas se queden como están, estáticas. Pero para mala suerte de ellos, nada nunca se queda estático, todo siempre se mueve; la vida es movimiento porque lo que se queda quieto acaba pudriéndose. Es mejor que la ATM se comience a mover antes que el olor a podredumbre nos obligue a todos a tomar medidas para acabar con este sistema que nos ha mantenido insatisfechos durante mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s