¿Por qué el libro de Litro X Mate es relevante hoy?

La iniciativa de Litro X Mate nace con el concepto de embellecer los espacios grises de la ciudad con una parodia colorida de los parches de pintura que realiza el Municipio de Guayaquil a ciertos graffitis que consideran obscenos o que desvalorizan la estética de la ciudad. Se recubrían espacios abandonados desde hace años con cuadritos de colores que no seguían patrón alguno, la cual era una iniciativa autosustentada por sus gestores que buscaba resaltar la falta de interés del organismo municipal en fomentar el arte en espacios públicos que no puedan regir, dictaminar o proponer. Esto dio pie para que una serie de reacciones en cadena se vayan desarrollando, las cuales marcaron para mí el inicio de un nuevo ciclo.

Casi 6 años después de su nacimiento, Litro X Mate nos enseña que su ciclo en nuestra vida no ha terminado. Daniel Adum Gilbert se encarna, hace suyo al personaje del colectivo y escribe una especie de autobiografía mezclada con las enseñanzas que le dejó el período vivido tanto a él (Daniel) como a su entorno. En ese entonces, allá por el 2011 Daniel Adum empezaba un ciclo nuevo de su vida al llegar a Guayaquil luego de haber terminado su maestría; pasó de vivir en Barcelona a intentar adaptarse al “modelo exitoso” que gozaba de su máximo auge en la ciudad de Guayaquil liderado por Jaime Nebot e incluso llegó a proclamarse -hasta en ese entonces- como la fuerza máxima opositora, guía y referente de “hacia dónde” debíamos ir para salir del correísmo.

Paralelamente a esto, quien les escribe estaba recién salidito del colegio con apenas 17 años y  muy pocos referentes de lo que sucedía artísticamente en nuestra propia ciudad, dando sus primeros pasos en el ámbito profesional e ignorando que a la vuelta de su universidad se estaba creando lo que sería el Muy Ilustrado Inmundicipio de Guayaquil. El escuchar que prácticamente a lado de donde estudiaba estaban desarrollándose una manada de artistas que creaban, como dice René Pérez citando a Pedro Albizu Campos, “Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”.  Fue el impulso suficiente para que no solo yo sino muchos de mis contemporáneos levantemos la cabeza con curiosidad a ver ¿Qué está pasando en Guayaquil?

Al ser la proximidad tan grande y el Universo tan sutil, no pasó mucho tiempo en que quien les habla participara dentro de las múltiples actividades del Muy Ilustrado Inmundicipio de Guayaquil: Conciertos, exposiciones de arte, mercadillos, etc. Para mí fueron los primeros contactos directos con la escena artística guayaquileña que estaba empezando a ganar fuerza y veía en nosotros -los jóvenes- un público constante e interesado en su labor. Este colectivo de artistas rechazados nos brindó una nueva mirada a la estética y a la crítica, diluyó nuestros conceptos de “¿Por y para qué se crea?”; simplemente se creaba porque se quería, porque se podía y porque le cabreaba al otro. Este movimiento de Adum:*Léase en voz de Bender (Futurama)* “voy a crear mi propio espacio artístico, con música independiente y obras rechazadas” nos llevó a descubrir que nuestra Municipalidad puede tomarse las cosas muy personal, que toda esa burocracia y procedimientos que tanto exalta su eficacia; en realidad escondía un modelo de prepotencia, intereses políticos y económicos como el del tan criticado gobierno al que se “opone”. La evidencia de la persecución de la entidad hacia el colectivo Litro X Mate la pueden encontrar en su libro y desde ahí sacar sus propias conclusiones.

Esta época duró lo que tuvo que durar, tan linda como el boom petrolero y tan idéntico a su efímero destino. Avanzamos en el tiempo y nos preguntamos ¿Cómo están estos ciclos ahora?¿Se mantienen cerrados o Adum vino a lanzar un golpe estratégico justo ahora que la alcaldía está trabajando en reconstruir su imagen de estos últimos meses donde se ha visto afectada? Lo único que este servidor puede anotar son los siguientes hechos: Tenemos a un Daniel Adum más metódico, más preocupado por los procesos y jugando no tanto a la bulla como antes sino con una pericia que no es más que el resultado de su experiencia. Lo vemos preocupado por crear, por crear alianzas, nada distinto a lo que hacía antes pero con carisma parsimonioso; pisando fuerte por si las moscas. Exactamente lo mismo podemos resaltar de nuestra alcaldía quien ha notado su decrecimiento de popularidad en ciertos grupos sociales y ha visto la necesidad de captar a los jóvenes, a los grupos independientes, etc. Es por eso  que vemos campañas como la que actualmente se está implementando, de generar espacios para que artistas locales puedan dejar su marca y contribuyan a darle los “colores del cambio” a Guayaquil como se afirma en sus videos.

 

Considero que lo más irónico del comercial es la frase “el Guayaquil que siempre soñaste”  porque en efecto lo es, el Guayaquil que hemos soñado desde el 2011 cuando se iniciaron los primeros pronunciamientos. ¿Por qué ahora sí y antes no? La pregunta va también va dirigida hacia Adum quien pudo haber jugado cautelosamente desde el principio, con una estrategia  y ahorrarnos toda esta historia. Sin embargo ambos velaron por sus imágenes, Adum por su imagen de artista y Nebot por su imagen de alcalde; lo que tuvo un sinnúmero de consecuencias en nuestra realidad así que gracias al Universo que estos egos chocaron porque no nos dejaron nada bueno ni malo sino toneladas de aprendizaje. Conocimiento único y personal que cada uno puede plasmar y compartir como yo lo estoy haciendo ahora. Las perspectivas múltiples ensanchan las mentes.

Infinitas gracias a Nebot y su prepotencia, enorme gratitud hacia Daniel y su capricho de hacer lo que le da la gana donde y cuando le dé la gana solo porque así lo siente. Sin ambas de sus personalidades no tendríamos un pedazo de historia condensada en páginas de papel couché que, en mi perspectiva, no sirve para desprestigiar sino que sirve de ejemplo de cómo los ciclos cambian, los horizontes evolucionan, cierta gente se adapta, pero sobre todo que en la vida nadie gana ni pierde; solo se aprende.

Anuncios

Categorías:Artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s