Rick and Morty conmueve nuestra absurda existencia

Hay algo extraño en el amor que se le puede tener a Rick and Morty. Es complejo porque a ratos el humor escatológico (pedos, pipí, caca) que puede simbolizar algo negativo para el show, está perfectamente combinado con un humor ( o mejor dicho horror) existencial que nos demuestra que la serie al igual que la vida es más de lo que creemos que es y es mejor nunca tomársela tan en serio.

Estamos hablando de una serie extremadamente inteligente, haciéndose pasar por tonta. No es el primer caso en la televisión, si de series animadas se habla Futurama, Bojack y The Simpsons entran en el mismo saco. Rick and Morty, al igual que la series mencionadas, está cargada de referentes cinematográficos, literarios,  físico-matemáticos, filosóficos y de la cultura pop. Una serie que aborda diferentes temáticas desde las complejas teorías de los multiversos hasta libros de Bradbury o Lovecraft.

La serie nos cuenta las increíbles historias de Morty, un personaje guiño a Marty de la saga Back to the Future y de su abuelo Rick, un super genio que hace alusión al Doc de la ya mencionada saga. Juntos se encuentran en situaciones extremadamente complicadas usualmente causadas por Rick; un hombre alcohólico, egoísta, con una moral dudosa y con poco o nulo amor hacia los demás. Por otro lado,  Morty solo es un adolescente estúpido.

Los episodios de la serie mantienen tramas independientes y autoconclusivas, es decir, que no producen grandes cambios en los siguientes; aunque se permite tener licencias que otras ficciones no tienen. El uso de una continuidad limitada permite que no haya problemas al momento de empezar cada episodio desde cero, pero también permite el uso de eventos en capítulos anteriores para poder generar arcos dramáticos. Estamos ante una serie que se balancea perfectamente en la cuerda de lo dramático y lo cómico.

“No corras, nadie existe por una razón. Nadie pertenece a ningún lado. Todos mueren. Ahora, ven y mira televisión”

Es lo que Morty le dice a su hermana cuando esta se entera que fue concebida por error. De cierta forma Morty también nos lo dice a nosotros, los televidentes, que como humanos que somos nos gusta preguntarnos las grandes cuestiones de nuestra existencia y nos encerramos o nos deprimimos en querer responderlas. Como Camus en algún momento dijo: Nunca serás feliz en verdad si buscas incesantemente en qué consiste la felicidad. Nunca vivirás de verdad si buscas incesantemente el sentido de la vida. Por eso, es mejor no pensarlo tanto, disfrutar la vida y ver Rick and Morty, una serie que conmueve nuestra absurda existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s