A través de la cortina de humo. Mi experiencia en el Encuentro Nacional de mujeres en Argentina

Texto por Pamela Velastegui 

Había llegado finalmente a Mar del Plata, una de las salidas hacia el mar con playa más cercana a Buenos Aires, -y para una guayaquileña como yo, esto era importante. Miraba por la ventana de colectivo una playa hermosa, pero sobre todo ahora, la sede XXX Encuentro Nacional de Mujeres en Argentina. Dicen que cuando una mujer va por primera vez al Encuentro, no regresa igual. Y es cierto.

El primer Encuentro se había hecho 30 años atrás, y empezó con sólo mil mujeres, pero ya entonces congregaba una multiplicidad de colores, un arco iris de realidades y problemáticas que clamaban por ser visibilisidas, problemátizadas y así empezar su camino de resolución, un arco iris de voces, y a la vez, una sola voz que hace exactamente tres décadas había empezado a imantar cuerpos, mentes, y corazones de toda la región. En el tercer encuentro el número de asistentes ya se había triplicado, y ya los proyectos producto de los encuentros anteriores, se habían presentado como proyectos de ley: el mecanismo del reloj se hallaba instado. Hoy se han conseguido leyes a partir esta enorme lucha que se viene desarrollando todos estos años.

IMG_8608

Este año, el histórico Encuentro se dio del 10 al 12 de octubre con la mayor efectividad de convocatoria registrada. La cuidad estaba a tope. A tope de mujeres y también de hombres, niñas y niños que asistían acompañando y aprendiendo, colaborando. A tope de mujeres en las calles, en los restaurantes, y en la playa. A tope de diálogos sencillos, de intercambio de inquietudes, de denuncias y de contención. La cuidad estaba a tope de mujeres y muchas como yo, por primera vez pasaban por la experiencia y se encontraban con sus similares en esta búsqueda por construir una sociedad sin violencia, con equidad, con igualdad de derechos, con posibilidades para que todas y todos se desarrollen y luchen por su propia felicidad y por el bien común, juntos y al mismo tiempo. No como un fin lejano, no como una utopía proyectada hacia las generaciones venideras, sino como un ejercicio práctico, fundacional, aquí y ahora.

Y es que realmente teníamos la cuidad a tope. Este año el conteo fue de cerca de setenta mil mujeres, inscritas a los talleres, a las charlas, a los debates, no sólo de las distintas regiones del país, sino también de otros países de la región y del mundo. El primer encuentro, treinta años atrás, reunió a mil mujeres que se dieron cita para dialogar, pero ahora, auto-convocadas, auto-gestionadas, independientes y diversas ya éramos cerca de setenta mil mujeres. Mujeres en las calles, marchando, manifestando, accionando. Mujeres trabajando por la construcción de esperanzas y utopías, aquí y ahora. Mujeres a tope.

IMG_8189

Este año el punto de enfoque se dirigió no sólo hacia la creación de nuevas estrategias, sino al control de aquellas que no se están cumpliendo porque no se les asigna recursos económicos. Por ejemplo La Ley 26.485 Contra la Violencia de a la Mujer que actualmente no tiene ningún tipo de implementación concreta porque no se le asigna presupuesto fue uno de los principales puntos de discusión. Pero hay muchas reivindicaciones: el tema de la precarización de la mujer, igual salario por igual trabajo, la mujer-objeto que los medios de comunicación transmiten y que contribuye a que haya femicidios -porque al violento esta sociedad le enseña que las mujeres son un objeto que le pertenece-, las instituciones en la sociedad que transmiten la misma ideología patriarcal que provoca todos los problemas de discriminación y valoración diferenciada hacia la mujer. La reflexión imperante respecto al trabajo asalariado, el trabajo doméstico: las mujeres tenemos la capacidad de desarrollarnos intelectual, espiritual y físicamente, pero para eso hay que tener la oportunidad de hacerlo, hay que dejar de tener doble y triple jornada como la tenemos las mujeres, dentro y fuera de casa, y para eso hay compartir responsabilidades familiares. Es por esto que las políticas públicas tienen que ser implementadas para que la leyes que están avanzando no sean letra muerta.

Había concluido el primer día de encuentro y la noticia llegaba al cierre de varios talleres “mañana llegarán más compañeras, están viajando”. Las infraestructuras no daban más. Los grupos se dividieron y subdividieron, los 65 temas de talleres se convirtieron en 250 espacios de clases, tomando no solo salones de escuelas y universidades asignados para el Encuentro, sino también sus corredores, escaleras, parques y en algunos casos que fue posible, las calles. El Encuentro de mujeres seguía creciendo. Llegamos para bullir, y seguíamos llegando. Decían que eso sucede cuando una habla con la voz de todas las que están callando.

IMG_8064

Uno de los temas más concurridos, tanto en su taller como en sus charlas, fue el tema de “La lucha de las mujeres kurdas contra el ISIS -el Estado Islámico, y el Estado Turco”. Este, fue desarrollado por Melike Yasar , militante del Movimiento de Mujeres por la Liberación de Kurdistán, quien llegó desde Medio Oriente para contarnos su historia y su visión de la nuestra: “Latinoamérica es referencia por la historia revolucionaria que tienen sus mujeres”. Y para compartir esta utopía de lucha y creación.

Al finalizar el segundo día, llegamos a la tradicional marcha por las calles de la cuidad. La comisión organizadora del Encuentro decidió dividir la marcha en tres, por la cantidad de gente y la estrechez de algunas calles. La marcha encabezada por comisión decidió también no llegar al destino que tradicionalmente había tenido la marcha, las puertas de la Catedral de cada cuidad donde se ha realizado el encuentro. Yo recorrí de un extremo a otro la cuidad, saltando de marcha en marcha, y la multitud parecía decir, “somos como la espuma, crecemos para expandirnos, somos como la lava, emergemos para fundirnos”, caminaba avanzaba. Pero el ala de la marcha que acabó frente a la Catedral se encontró con una represión violenta. La noche acabó con balas de goma, gas pimienta y una cortina de humo que permitió a la seguridad del estado, la provincia y la cuidad, todos juntos resguardando no la seguridad de las más setenta mil personas en las calles, sino las puestas de la Catedral, levantar sus armas y a través del humo, disparar al cuerpo de los manifestantes. Yo estaba con pase de prensa, por dentro de la catedral. Me había infiltrado como todos lo que registrábamos el evento, hasta muy cerca de los policías uniformados y de civil que estaban armados, pude verlos desde adentro, pero sobre pude ver que este avance de nuestro trabajo por la desarticulación de una sociedad construida sobre estructuras de poder, violentas, es resentido por los poderes. A través de la cortina de humo pude ver con claridad, pude ver que es una lucha real, pude ver y contrastar esto, con lo que estamos construyendo.

IMG_8965     IMG_9013

El XXX Encuentro Nacional de Mujeres concluyó para dejar de manifiesto las deudas pendientes y los caminos por construir. Concluyó y nos encontró juntas, marcando agenda sobre los derechos humanos, los derechos de las mujeres en el año de la histórica y masiva manifestación por el #NiUnaMenos. Juntas, inundamos la cuidad de activismo, y nos reunimos en torno a 65 temas de estudio divididos en 250 espacios para talleres cuya capacidad de infraestructura rebosó los cálculos estimados. Juntas, en charlas, obras de teatro, y música organizadas para el evento, pero sobre todo en debates continuos en torno a la problemática de la mujer, y las reivindicaciones de nuestro lugar en la sociedad. Y juntas bullimos como un mar de mujeres durante estos tres días de encuentros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s