La nueva serie, Minority Report, y la misma fórmula de Fox

La noticia ya no es una novedad, la cadena de televisión Fox lo ha anunciado constantemente en su canal: la serie, Minority Report (secuela de la película del mismo nombre dirigida por Steven Spielberg cuyo estreno fue en el 2002) va a tener su estreno este 22 de septiembre del 2015, para Latinoamérica. 

Como es casi natural hoy en día, se filtró en internet el piloto de esta serie mucho tiempo antes de su estreno, por lo que decidí realizar una pequeña revisión de este primer episodio donde les comento mi visión acerca de la misma y qué deben esperar para el estreno de esta noche. 

Les recomiendo que antes de ver la serie, vean la película. Porque aunque no es necesario haberla visto para comprender la serie, agiliza mucho el proceso de entendimiento de lo que sucede, en lo que se refiere a recuerdos, nombres de personajes, instituciones y términos. De todas formas, realizaré esta revisión sin tocar mucho los puntos de la historia, para no  spoilearlos

NEJKjCZLWvvoNR_1_b

Esta serie es una secuela directa de la película. Los eventos que suceden en la serie ocurren 11 años después, situándonos exactamente en el año 2065, donde la unidad de pre-crimen ya no existe. Esta organización usaba el poder psíquico de tres hermanos que como especie los identifican como Precogs, para predecir asesinatos aún no ocurridos y evitar que sucedan, arrestando previamente a las personas responsables de los mismos (no detallaré más sobre la razón por la que cierra la unidad policiaca, ya que revelaría la trama principal de la película).

Al ser cerrada la unidad, los tres hermanos son liberados y desaparecen del mundo para todos. Es aquí cuando empieza la historia de esta serie, con la aparición de Dash, uno de los tres precogs, que al tener aún constantes visiones de los asesinatos, intenta evitar que sucedan. Aún así, siempre fracasa, por no tener ayuda. En medio la situación, aparece la agente Lara Vega, cuya intención es evitar que los crímenes sucedan. Resumiendo todo, Dash con sus habilidades une fuerzas con la agente Lara, para así empezar a evitar los asesinatos y en cierta forma, volver a lo que hacía la unidad de pre-crimen. Es aquí cuando para mi, empiezan los problemas y espero realmente equivocarme.

Durante tantos años, Fox nos ha llenado de series de procedimientos policiacos con tantos nombres diferentes, agregándole elementos clave que las diferencian, pero que al final tiene muchas similitudes que pueden volverse aburridos. Ojo, no tengo nada en contra de éstas, no dudo que incluso muchas de ellas puedan ser buenas, el problema para mi es lo repetitivo que suena esto en su parrilla de programación. Sé que habrán muchas personas que estarán en desacuerdo conmigo por la variedad de series que Fox ha lanzado y no han sido precisamente de este tipo de género y fueron simplemente geniales como Prison Break, The X Files e incluso la muy reciente Wayward Pines. Y es que no desacredito la calidad de las producciones de Fox, lo que critico es que existen series, que a pesar de ser buenas como 24, The following, Bones e incluso Gotham, comparten este esquema de procedimientos policiacos que dejan siempre una ventana abierta a la producción para hacer series muy largas, cuyas historias son contadas de manera muy lenta, a través de 22 o 24 episodios donde el 75% de estos episodios son un caso policiaco que no afecta en nada ni a la historia principal ni al desarrollo de los personajes. Mientras que el otro 25% sí lo hace, pero prácticamente en los últimos 5 minutos, normalmente dejando un cliffhanger atrapante que hace querer ver el siguiente episodio, que nos deja prácticamente lo mismo, cosa que hacen muchas televisoras como The CW, de la que ya he hablado antes.

Regresando a Minority Report: lo que más valoro de la serie es el universo en el que habita, donde la tecnología es la protagonista principal, en cuestiones visuales. Es como cuando ves la saga de películas Volver al futuro y ves su visión del mundo en unos años. Esto se plantea de la misma forma, mostrándonos un futuro sorprendente pero que a la vez, no se ve tan lejano. Si entramos más en materia, y analizamos en sí la dirección de arte, me atrevería a decir que se logra y sin tener el mismo presupuesto que tuvo Spielberg en la película. Eso es algo bueno. Los efectos especiales no son perfectos, pero al ser una serie de televisión resultan bastante atractivos y muy bien logrados. En otras palabras y para resumir, es muy fiel a la película, respetando el universo en el que está, solo que con otro tono.

Con respecto a la fotografía, hay que ser realistas, no es Steven Spielberg pero sin embargo, maneja un estilo muy parecido donde los movimientos de cámara, a pesar de no tener la complejidad que maneja Spielberg, le hacen una especie de tributo, respetando a la original.

La narrativa de Minority Report no es algo que sorprende, a pesar de continuar lo que el largometraje de Spielberg plantea, cae en recursos muy utilizados por las series de televisión de la actualidad. A pesar de ser el primer episodio, no resulta muy atrapante, pero quién sabe, han habido muchas series con pilotos algo flojos, pero que luego sorprenden.

Sin embargo, el piloto sí resultó ser bastante entretenido, por lo que recomiendo que vean el primer episodio y sean ustedes mismos los que la califiquen. No se van a aburrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s