Enviar (o ver) tu foto sin tu permiso, no es un delito.

Este texto está relacionado con la columna publicada por Nessa Terán en el portal web de Gkillcity.com: Enviar (o ver) mi foto sin mi permiso es una agresión sexual

Debo empezar diciendo que compartir una experiencia personal, como la de Nessa, es un acto valiente. Su escrito es una forma de darle voz a esa imagen sexualizada de ella, que ha rondado por ciertos grupos de WhatsApp, demostrando que las imágenes que vemos tienen una historia detrás, un contexto que desconocemos. No hay forma de justificar el acto inmoral de compartir imágenes provenientes de un encuentro tan íntimo, como es el deseo entre una pareja. Pero, hay ciertas cosas que hay que dejar en claro, en las cuales Nessa se ha equivocado: Enviar (o ver) tu foto sin tu permiso, no es un delito y ese es el verdadero problema.

Debajo del título, hay una mentira:

La última imagen que llegó al grupo de Whatsapp de tus amigos de una conocida desnuda los convierte en delincuentes (y tipos horribles)

Las personas que están viendo la foto de Nessa, no son delincuentes. Asegurarlo en el texto es un grave problema, porque se fomenta que la problemática es cultural: La gente no debe compartir imágenes íntimas de otros porque es una falta de respeto. Y sí, es verdad que está relacionada a la cultura, pero el verdadero problema son las leyes. En una consulta sobre el tema, Gabriela Campoverde, abogada experta en propiedad intelectual, me dijo:

Delito, no es, porque no está tipificado en la ley. Podría ser una infracción si es que es una obra (la del fotógrafo), y un uso indebido de imagen (aunque todavía no está regulado)

Es difícil comprender que la foto no es Nessa, sino una imagen de ella. Y por mucho que cueste aceptarlo, nadie ha hecho un uso indebido de la imagen, ya que no ha sido alterada de ninguna forma. No odien lo que estoy diciendo, sé que es un tema delicado, pero hay que entender toda la situación para saber cómo combatirla. Sería una infracción si Nessa hubiera registrado su imagen en el Instituto de Propiedad Intelectual (IEPI) como fotógrafa de la misma o si alguien hubiera usado la imagen para beneficio comercial. Es decir, si la vendieran o si hubieran implementado el logotipo de una marca dentro de la misma. Pero ninguna de las dos situaciones vienen al caso.

Analizando el COIP (Código Orgánico Integral Penal), en la sección cuarta, donde se habla sobre los Delitos contra la integridad sexual y reproductiva, podemos ver que no dice nada sobre la situación que está viviendo Nessa. Los más cercano podría ser el Artículo 170.- Abuso sexual.- La persona que, en contra de la voluntad de otra, ejecute sobre ella o la obligue a ejecutar sobre sí misma u otra persona, un acto de naturaleza sexual, sin que exista penetración o acceso carnal, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años. Pero la imagen se realizó y se compartió bajo el consentimiento de ella, entonces ¿Qué puede hacer Nessa? Por muy triste que suene, nada. Tal vez, pudiera demandar por daños y perjuicios a su honra, a todos los que han visto y compartido su foto, pero tendría que demostrar una serie de factores, casi imposibles de conseguir.

Es muy probable que la foto de Nessa no sea borrada por completo, pero su experiencia nos enseña y nos demuestra una problemática de la cual hay que aprender a combatir y evitar. Sería utópico pensar que de la noche a la mañana, todos cambiarán su visión sobre compartir “cromos”. Pero, Nessa y todos quienes la apoyamos, podemos comenzar una lucha agotadora, que puede llevar a grandes resultados: Lo primero, tipificar en el COIP estos casos. Todos recordamos que hace unos meses se compartió las imágenes eróticas de una mujer involucrada en la política ecuatoriana, por Twitter. Nuestra sociedad ya tiene los antecedentes suficientes para que se ordene una nueva ley.

Una vez solucionado el ámbito legal, las demás luchas son educacionales y culturales. Los centros educativos deben entender que el sexting es una realidad del siglo XXI y hay que educar de forma idónea sobre el tema. Nessa, espero no te sientas ofendida por mi siguiente comentario, pero no se puede pecar de ingenuidad en estos casos. Servidores de e-mails, Whatsapp y Snapchat no son las mejores plataformas para realizar sexting. Telegram, lo es. Debido a su criptografía simétrica, básicamente, Telegram cifra los mensajes de una forma simple: se cifra con una clave y se descifra en el otro lado con esa misma clave. Al estar los mensajes encriptados, alguien que esté espiando el tráfico de nuestras conversaciones no sabrá de qué estamos hablando. Es fundamental borrar toda imagen después de practicar sexting, nunca se sabe cuándo te pueden robar el celular y con eso, las fotos íntimas que tengas. Otro punto es con quién practicarlo. Es un verdadero ejercicio de confianza, del que no pienso opinar, pero una breve búsqueda en Google sobre el tema, permite acceder a esas respuestas. Con este párrafo no busco eximir de culpa a quien haya robado las fotos de Nessa, sino explicar formas preventivas del asunto. Así como se enseña a evitar embarazos y enfermedades de transmisión sexual, se debe dar las herramientas para prevenir estas situaciones.

Nessa termina su texto con: Si eres uno de esos hombres que colecciona “cromos“ de mujeres desnudas, como si fueran tus jugadores favoritos en el Mundial, si eres uno de esos que envía vía Whatsapp las fotos de mujeres desnudas que nunca fueron hechas para hacerse públicas, que no te pertenecen, incluso si solo te divierte que te las envíen: quiero que sepas que eres un acosador sexual y lo que haces es un crimen. Yo lo corrijo. No es un crimen, pero debes saber el daño que estás causando al compartir esa imagen. Ojalá nunca debas vivir una situación similar contigo o con alguien a quien conoces y amas. Por último, hay una industria entera diseñada para complacer tus caprichosos sexuales, úsala, porque llegará el día en que las personas que estamos en contra de estas situaciones seamos más y tendrás que pagar el daño que hiciste.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s