Discurso de un religioso a favor de la homosexualidad.

Se acerca al micrófono de la Iglesia, un cristiano, con un mensaje importante. Esto fue lo que dijo:

Queridos hermanos, gracias por estar reunidos hoy en nuestra congregación. Una vez más nos reunimos a agradecerle al Señor las bondades que nos ha entregado. El hecho de estar juntos es un reflejo del inmenso amor de nuestro Dios. Pero hay que saber que no siempre lo bueno nos va a suceder, habrá momentos de tristeza y desolación, por esos momentos también hay que agradecer al Señor, porque nos unen a él. La semana pasada ha ocurrido un evento que nos ha llenado de tristeza a quienes conformamos la iglesia de Jesucristo.

La semana pasada se aprobó en Estados Unidos, la ley que permite el matrimonio civil para personas del mismo sexo, es decir es una ley que fomenta la homosexualidad. La Biblia, específicamente en el viejo testamento, es muy clara sobre su postura hacia la homosexualidad, lo considera un pecado grave e incluso que debe ser castigado con la muerte. Pero hoy no quiero citar esos versículos, hoy voy a empezar con Mateo 9, 16, con una enseñanza de Jesus:

Nadie remienda un vestido viejo con un retazo de tela nueva, porque el remiendo fruncirá el vestido y la rotura se hará peor.  Ni tampoco se echa vino nuevo en odres viejos. De hacerlo así, se reventarán los odres, se derramará el vino y los odres se arruinarán. Más bien, el vino nuevo se echa en odres nuevos, y así ambos se conservan

No creamos que es mera causalidad que Jesucristo enseñe primero “el vestido viejo y el paño nuevo” y a continuación nos enseñe lo de “no echar vino nuevo en odres viejos” Porque sólo de esta forma, entenderemos por qué no se echa vino nuevo en odres viejos. “Para poder recibir el vino nuevo, es imprescindible que dejemos antes el vestido viejo.” Si nosotros hemos recibido la gracia de nuestro señor, no podemos ser esclavos de leyes caducas y viejas. Jesús nos enseña que hay que dejar las mentalidades antiguas y aceptar las nuevas. La iglesia de Cristo, es una iglesia activa y cambiante.

Recordemos hermanos, que en el contexto de Jesús, lo viejo eran la sinagogas y el Sanedrín. Las estructuras religiosas de la época. Ese grupo consideraba a los enfermos de lepra como un castigo de Dios, no consideraba a las prostitutas como personas, y no creía que la mujer fuera semejante al hombre, sino inferior. Pensamientos que en nuestro tiempo suenan descabellados y para Jesús también lo fueron, por eso a lo largo de su vida pública sus mayores enfrentamientos fueron contra los religiosos de la época. Nuestro salvador motivó a su pueblo a cambiar, a pensar distinto. Jesús fue tan radical que cambió los 10 mandamientos por solo dos: los mandamientos del amor:

 Pero al oír los fariseos que Jesús había dejado callados a los saduceos, se agruparon;  y uno de ellos, intérprete de la ley, para ponerle a prueba le preguntó: Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley?  Y El le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.

La verdad, es lamentable lo que ocurrió la semana pasada, hemos fallado como iglesia. Hemos permitido que hermanos nuestros, reflejen su odio hacia quienes buscan paz y tranquilidad. Hemos permitido que integrantes de nuestra iglesia hablen en nombre de la verdad como si fueran dueños de ella. Yo les pregunto hermanos, ¿Qué tan lejos están de parecerse al Sanedrín y a las sinagogas? Juzgando y creyéndose que su pensamiento es el justo. ¿Dónde quedó la iglesia activa y cambiante de nuestro Señor Jesús? Hermanos, no nos podemos convertir en odres viejos, porque sino el vino nuevo nos destruirá. Debemos ser odres nuevos, para vinos nuevos. Debemos amar a nuestro prójimo como si fuéramos nosotros mismos.

Si aun tienen dudas y no pueden asimilar los que le digo, recuerden que a Jesús, quienes lo crucificaron fueron los de su propio pueblo y fueron las ideologías de la época. En ese contexto, Cristo fue considerado un criminal porque rompió la leyes del Sanedrín, porque no las consideraba justas. Si mañana viene un hermano homosexual ante ustedes pidiendo que cambien su forma de pensar, ¿Ustedes actuarían como los viejos de la sinagoga y lo crucificarían? Yo sé que ya no se practican esas torturas en nuestro tiempo, pero no es necesaria una cruz, para hacer sufrir a alguien, basta el odio y la discriminación de sus propios hermanos para quebrarlo. Hoy pido el perdón de Dios, por nuestra iglesia, como Jesus pidió el perdón para quienes lo crucificaron y dijo antes de morir :

Perdónalos Padre, porque no saben lo que hacen.

Muchos de nuestros hermanos todavía no saben lo que hacen y es momento de que se den cuenta. Espero que cuando regrese nuestro salvador, Jesucristo, con un nuevo discurso de amor y de cambio, no seamos tan tercos como los viejos religiosos y podamos aceptar la verdad que nos trae, porque al final:

La verdad os hará libres.

***

Aunque este discurso sea ficción y son muy pocos los religiosos que lo aprueben, no pierde la fuerza de su mensaje. Ninguna religión permite el odio, pero sí hay odio camuflado como religión. Pero también existen personas que saben lo que es el amor y la igualdad.

2015-06-24-1435171011-2073613-sorry-thumb

Él es un pastor evangélico, en su primer desfile del orgullo gay. Estas fotos hacen creer que es verdad lo que Facundo Cabral dijo alguna vez:

Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, existen millones de caricias que construyen la vida. El bien es mayoría solo que es silencioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s