¿Tengo identidad ecuatoriana o solo digo tenerla porque es lo que sale en mi cédula?

Texto por María Paz Granja

cedula

La identidad es representar, sea donde sea, el país del cual la persona proviene, a través de rasgos comunes. Muchas veces, el término identidad es confundido con ser idéntico a otro, pero no es así. Sin embargo, ¿cuál es el problema? ¿por qué no sabemos qué es ser ecuatoriano? El problema de la identidad ecuatoriana es que no es llevada con orgullo; en el extranjero para un ecuatoriano es normal sentirse y verse como inferior, cuando la realidad no es así. Esto pasa porque se siente como si llevaran en la espalda todos los errores pasados cometidos y se avergonzaran del país del cual provienen. Avergonzados de su gente, sus tradiciones, su vestimenta y muchas veces del idioma nativo, el “quichua” o “quechua”. No nos damos cuenta de la riqueza y potencial que tenemos, simplemente no nos esforzamos por sacar todas estas virtudes adelante. No somos menos ni más que otros, solo cada uno es diferente. La cultura y la identidad están directamente conectadas, el descubrimiento y la vivencia de ellas son razones por la cuales estar orgulloso.

Nuestra identidad está vinculada a ser o no ser lo que somos. Creemos conocernos en el presente, pero ¿realmente es así? ¿sabemos nuestras raíces y por qué somos los que somos? La realidad es que el Ecuador es una mezcla de razas, nuestros orígenes vienen de indígenas, negros y blancos. A pesar de tener conocimiento de esto, nos hacemos  de “la vista gorda”. El racismo en el Ecuador es de frente, sobre todo hacia los los indígenas y  negros. Lo triste de esa situación es que dentro del mismo país los habitantes se miran unos a otros  como inferiores, a pesar de tener las mismas raíces. Con miradas, con acciones y hasta con palabras peyorativas. unos a otros nos insultamos y agredimos sin razón alguna. No hay razón porque todos compartimos una identidad, la cual muchas veces no valoramos y ni nos sentimos orgullosos, a pesar de ser de un país tan rico y con tanta historia. En la actualidad, muy poca gente tiene conocimiento sobre la cultura, nadie está interesado en aprender sobre la música, lengua y tradiciones autóctonas, sino la de otros países. En vez de rescatar la cultura, la estamos olvidando y escapando del significado de ser ecuatoriano.

No hemos integrado la historia a la memoria, como si fuera exclusivamente dolorosa, como si no quisiéramos recordarla.

e8abe739d94ceac5afe918b59960e478

¿Por qué no reconocemos los héroes que a lo largo de la historia han surgido? La respuesta es simple, no lo hacemos porque hemos olvidado nuestro pasado y muchas veces ni lo hemos conocido, simplemente lo hemos pasado por alto. Lamentablemente, nuestro conocimiento de la historia es reducido a unas cuantas pocas fechas conmemorativas como, por ejemplo, la jura de la bandera. De ahí, lo poco que conocemos es porque otros que sí lo valoran han hecho el esfuerzo de contárnoslo, mediante poemas, canciones y literatura; la cual no apreciamos. Continuando el tema del héroe, seguimos en la búsqueda de personas que actúen como modelos, pero glorificamos totalmente a los que ya tenemos. Un ejemplo de estos héroes es Atahualpa, el cual no tenía ni un monumento en su propia ciudad. Otros son los mártires del 2 de agosto, que dieron su vida por luchar y proclamar la independencia. Abdón Calderón es uno de los pocos héroes con los cuales nos identificamos. Otra heroína es Manuela Sáenz, quien luchó en lides libertarias y desafío los prejuicios de la sociedad colonial contra la mujer, pero aun así no se le da la estimación que debería. Por qué cuando nos preguntan cuáles son los héroes del país no sabemos qué responder o nos quedamos pensando por largo rato la respuesta.  Esto es porque no hemos tomado conciencia de la importancia que tuvieron, quiénes fueron y cómo dejaron huella en nuestra historia.

Patriota: persona que tiene amor por su patria.

Tener amor a la patria es un sentimiento que debe ser colectivo para que pueda ser real dentro de un país. Debe ser expresado con gritos y actos, estos representarían el valor y el orgullo que tenemos por nuestro país. Pero realmente este orgullo no es demostrado. Por ejemplo, los lunes en los colegios a la hora del momento cívico, ponen el himno nacional, pero no se escucha la voz de los alumnos, solo la grabación saliendo de los parlantes. No lo cantan porque no lo entienden, porque no le dan el valor ni el significado a la letra, no lo cantan porque no hay amor a la patria. El problema más grande por el cual no hay patriotismo en el país es por el regionalismo.

No nos damos cuenta que la diversidad que tiene el país es lo que constituye nuestra riqueza y que esto es uno de los mayores valores de nuestra identidad. La frase “Por la patria” es prácticamente usada como excusa al momento de dar una justificación para una acción comercial, esto realmente es por beneficio propio, no por amor al país. La falta de patriotismo la vemos venir desde los primeros gobernantes y su falso amor a la patria el cual el pueblo al mismo tiempo promovía y ha llevado a la mediocridad. Finalmente, como reflexión, queda la pregunta ¿tengo identidad ecuatoriana o solo digo tenerla porque es lo que sale en mi cédula?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s