La calle no calla – “No quiso parar, el taxi”

El propósito de este espacio es escribir aquellas historias, que los conductores y peatones, vivimos día a día. O bueno, al menos las más interesantes y descabelladas, que nos pusieron en una situación donde no sabes si reír o explotar del enojo. Buscamos exponer la falta de cultura vial que tenemos en Guayaquil para intentar lograr un cambio, aunque también queremos contar cualquier evento que nos haya sucedido en las calles de nuestra ciudad y que merezca ser contado. Dicho sea, de paso, todos están invitados a participar.


La siguiente historia fue escrita por Xavier García

Esta historia se sitúa en la calle circunvalación en Urdesa Central, a la altura del cruce con el puente de las monjas, por el Banco Bolivariano, más o menos a las 18h00. Nos encontramos en hora pico, donde la falta de paciencia, estrés y necesidad pone a la gente en un estado donde incluso el más cuerdo puede perder la cabeza y el que es estúpido, serlo mucho más. Bueno, yo me encontraba en esta calle haciendo la clásica fila, con intención de girar al puente de Las Monjas. Creo que muchos de los que transitan habitualmente por esta calle saben que van a observar una pésima y común situación: un desadaptado, que en un cambio de semáforo, decide saltarse toda la hilera de carros, usando la vía contraria para los automóviles que van de regreso (cosa ilegal en cualquier ley de tránsito). Esto es como si nos sacaran la mala seña en la cara a todos los que respetamos la ley, perdiendo el tiempo en una fila. Éste fue mi caso, yo observé por el retrovisor que un taxi venía en contra vía, adelantando a un automóvil, que al igual que yo, hacía fila pacientemente.

Siempre he escuchado a personas mayores a mí, casi relatando como leyenda, que los taxistas en Guayaquil, desde el principio de los tiempos, son los peores conductores que tiene la ciudad. La siguiente frase es que “no respetan nada”, incluso, hay duras acusaciones de que son peor que los buseteros. Siendo sincero, creo que es una opinión muy generalizada, que no define a todos los que ejercen estas profesiones. Pero bueno, en esta ocasión estaba sucediendo. Un taxista adelantaba a otro, usando la vía contraria, y eso es algo que yo tolero muy poco. Pero, lo que detesto más aún, es que la gente sí lo haga. Estoy seguro que si en un banco no hubieran guardias, probablemente hayan personas que se le adelanten a otros en la fila, con alguna excusa tonta como: “Yo estaba aquí pero me fui a hacer algo”.

Continuando mi historia, después de ver esto, me aferré al volante, con el pie ya puesto sobre el acelerador, listo para no dejar que se me adelanten porque aun había camino por recorrer, dado que no lograría pasar en la siguiente luz verde. Y es que debo confesar algo antes de continuar, me causa gran satisfacción ver a alguien intentando irrespetar a la gente y recibir su merecido por el mismo peso de la ley y el orden. El semáforo cambió a verde y mis ojos se clavaron en el retrovisor donde logré observar al taxista (que ya se había saltado por lo menos unos diez carros) saliendo de su fila, una vez más usando la vía contraria. Mientras yo avanzaba, él también lo hacía, con mucha más rapidez ya llegando a estar junto a mí, hasta que aparece un carro que iba por la vía de regreso, forzando a este conductor de taxis a hacer lo que ya venía haciendo más atrás, meterse nuevamente frente a todo el mundo. Como ya les dije anteriormente, no tolero esto, así que me puse a la defensiva y mientras el taxista intentaba adelantarme, me pegué al carro de adelante para que no logre pasar.

El taxi empieza a pitarme y como él ya la veía negra, al tener un carro frente, empieza a entrar a la fuerza. Como seguía sin permitírselo, bajó el vidrio y dijo: Dame chance, mi llave. Creo que con todo lo descrito al inicio, donde se combinan tantos factores como: la hora pico, el estrés, y la falta de cultura vial de tantas personas, puedo justificar que al escuchar esas palabras, me sentía insultado, haciendo que con todo el enojo, aunque igual siendo respetuoso, le responda: No te voy a dar chance, llave (dándole énfasis a esta última palabra). Él me mira a los ojos y me responde: “¿Por qué?, ¿Qué eres bobo? , haciendo que le responda: El bobo eres tú, que crees que te voy a dar puesto después de haberte metido en contra vía. Mientras esto sucedía, ya el carro de adelante de él, le estaba pitando. Me miró a los ojos y asentó repetidas veces la cabeza, como si intentara decir: Ya vas a ver. Como hay gente que permite estas cosas, el carro que estaba en su vía correcta, frente al taxi, se hizo a la derecha dejando que el taxista avance en contra vía. Observé que el taxista se puso primero en la fila. Aunque la injusticia es grande, sentí satisfacción de, al menos, haber intentado corregir a alguien. Pero bueno, la historia no termina aquí.

Ya avanzando por Las Monjas, logro rebasar al taxi y les juro que sentí que él me estaba siguiendo. Al llegar a la calle Carlos Julio Arosemena, se pone a lado mío, solo para decirme: Cara de verga”, mientras me tiraba el carro, forzándome a hacerme a un lado. Finalmente, el taxi desapareció entre la multitud de carros. No sé por qué, pero empecé a reír, cuando sabía que debía estar furioso. Quizás, la osadía de ciertas personas es tan grande, que uno, en serio, no sabe si reír o gritar. Es increíble la poca cultura de ciertas personas. Y lo peor de todo, es que cosas como éstas siempre suceden y me parece que es responsabilidad de las personas, dejar o no, a estos desadaptados hacerlas. Siempre piensen que cuando un conductor realiza este tipo de contravenciones, les falta el respeto a ustedes y al orden.


Recuerda que puedes enviarnos tus historias a: platomundo@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s