Transparent, un retrato actual.

Texto escrito por Valeria Coronel

Transparent es una de las series que Amazon estrenó en el 2014. Esta comedia negra ha ganado distintos premios: dos Golden Globes: a Mejor Serie de Televisión y  Mejor Actuación en una Serie de televisión de Comedia o Musical y un premio AFI con el título de: Programa de Televisión del Año. Para muchos que hemos visto Transparent, no resulta nada extraño. La directora y guionista, Jill Soloway, por medio de esta serie, logra mostrar una perspectiva nueva sobre el género y la sexualidad dentro de la televisión, sin dejar de ser una representación de la vida de cualquier individuo dentro del mundo contemporáneo.

Todos los personajes, en especial la protagonista (Mort/Maura), tienen algún conflicto con su sexualidad. Y aunque, a partir de esta premisa, parece que no todos nos podamos identificar con los personajes, la serie no gira sólo en torno a la sexualidad, sino que esta es la superficie donde se desenvuelve el conflicto. Desde el primer capítulo, nos encontramos con humanos complejos y diferentes, con sus propios deseos y anhelos, visiones de la vida e inquietudes. La serie nos muestra el esfuerzo constante de los personajes (que a veces parece excederse) por conseguir algo que no se logra definir bien, se podría describir como felicidad o éxito pero parece nunca lograrse.

transparent (1)

“Toda mi vida, mi vida entera, me he disfrazado de hombre”, expresa Maura a su hija, Sarah en el primer capítulo.

Uno de los mayores aciertos de la serie es abordar un tema nuevo en la televisión, el transgenerismo. Es tan relevante dentro de Transparent, que la protagonista, Maura, es transgénero. Esta idea de las nuevas mujeres puede ser algo complicada para ciertas personas, pero esta serie de Amazon logra plasmar los sentimientos y necesidades (más comunes) de esta minoría, de manera sencilla. Estoy segura, que a una gran cantidad de personas, nos sacó de la ignorancia sobre diferentes aspectos de la vida de quienes no están conformes con su género. A partir de este planteamiento, se crea sensibilidad y tolerancia, en los espectadores, sobre las distintas experiencias que puede vivir una persona transgénero. Además, le da una voz a este grupo social, que no suele existir dentro del mundo televisivo.

Mort Pfefferman (interpretado por Jeffrey Tambor), en el primer capítulo, trata de contarle a sus tres hijos adultos, que toda su vida se ha sentido como una mujer y que prefiere vestirse como una y ser llamado Maura. Al mismo tiempo que él toma esta decisión trascendental en su vida, sus hijos también están lidiando con otras crisis emocionales. Sarah, la hija mayor está en un momento monótono de su matrimonio. Josh es un productor musical, adicto al sexo o a las mujeres (por razones que su familia prefiere no mencionar) y está en la búsqueda de una razón para establecer una vida seria y responsable. Por último, Ali, su hija menor, parece no encontrar qué es lo que realmente quiere en ninguna área de su vida: causándole problemas profesionales y emocionales.

transparent

Los hijos están tan sumergidos en su vida y sus propios problemas, que no muestran interés al cambio radical de su padre, solo tratan de mostrar consideración cuando ella/él les pide de manera repetitiva que estén ahí para apoyarlo/la y en ciertas ocasiones ni siquiera esto funciona. Todos en esta serie se muestran como personajes totalmente egoístas, convencidos de ser los protagonistas de su propia película. Todos actúan por beneficio propio, para conseguir lo que quieren, sin importar las consecuencias. En el piloto, Maura expresa la disconformidad que siente hacia sus hijos con la siguiente oración:

“Son tan egoístas, no sé cómo pude criar a tres personas que no pueden ver más allá de ellos mismos”.

Y lo que Maura, no quiere ver o aceptar es que ella fue quien les enseñó a ser egoístas. En la primera temporada, se muestran flashbacks del pasado de Maura cuando era Mort. Se ven episodios en que debe mentir para esconderse y huir de su casa a vestirse como mujer y ser Maura, dejando de lado las necesidades de sus hijos, creando situaciones que están lejos de ser las ideales para el crecimiento óptimo de cualquier niño. Pero, aún después de años, ella no puede verlo, así como sus hijos no pueden ver lo egocéntricos que son. Es la ceguera, lo poco conscientes que son de sus acciones y su situación, lo que caracteriza a esta familia. No son transparentes ante ellos mismos, incluso alguien externo podría realizar una mejor lectura de sus vidas que lo que ellos pueden analizar. Y es precisamente eso lo que lidera la decadencia de los tres hermanos y la razón por la que nunca pueden conseguir ese éxito emocional y personal que tanto buscan. Jill Soloway trata de decirnos algo sobre la sociedad en la que vivimos, por medio de esta familia.

transparent

Estos son los aspectos que logran que esta serie sea tan acertada, el hecho de que veas cada una de las acciones que toman estos personajes para lograr algo más grande, que nunca está muy claro y que incluso el personaje duda sobre lo que quiere. Todos podemos identificarnos con algún protagonista o alguna situación que estos vivan, con un tema que se toca o alguna experiencia, porque los conflictos en general que se muestran son episodios de nuestras vidas. Transparent simplemente logra profundizar sobre estos temas, con entornos nuevos pero situaciones que vive cualquiera dentro del mundo contemporáneo, haciéndonos reflexionar sobre ¿Qué tan transparentes somos?

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s