Las superficialidades de una adaptación.

Escrito por: Francisco López

fifty-shades-thumb

“Es que no te leíste el libro, por eso no la entendiste”

Era todo lo que podía escuchar de las personas que salían de la sala de la muy esperada película, 50 Sombras de Grey. A diferencia de todas las mujeres (sin ser machista, solo honesto) que opinan esto en voz alta, yo no estoy de acuerdo. El séptimo arte, en muchas ocasiones, realiza adaptaciones cinematográficas de obras literarias. Cuando esto ocurre, se debe transformar lo imaginario en lo visual, lo explícito en lo implícito y el lenguaje en lenguaje audiovisual. Debido a que el cine cuenta con su propia literatura: el guión, el argumento “debes leerte el libro primero” queda completamente anulado. Si un guión no puede defenderse por sí mismo en el film, la culpa no es del espectador por no haberse leído el libro, sino en los realizadores de la película por adaptar el texto incorrectamente. Para finalizar mi argumento, pongo el ejemplo más universal y Pop del mundo: Harry Potter. Este es un trabajo genial tanto en las páginas como en la gran pantalla. Ahora que he terminado mi defensa, puedo admitir que no me he leído el texto. Ya no tienen opción a reclamar porque probablemente alguien estará de acuerdo conmigo. Pero volviendo al tema, me gustaría felicitar a los espectadores y a todos los fanáticos del Best-Seller que sí pudieron disfrutar de la película y no la consideraron solo un éxito del marketing.

Cuando fui al cine, pude observar que hubieron más de 3 salas llenas en el pre estreno de la película. Cuando estaba en el lobby del cine pude observar que estaba lleno de gente y pude ver el tipo de personas que asistieron a la película. Me sentí orgulloso al ver la cantidad de personas mayores, jóvenes adultos y menores de 18 años que simulaban ser mayores. Todos estaban conglomerados esperando para ver el muy criticado filme, que advertía escenas de bondage o sadomasoquismo. No todos los días ves a tanta gente que admite públicamente sentir curiosidad por prácticas sexuales tan inusuales incluso satanizadas por las masas y eso en especial era lo que me hacía sentir orgulloso. Me adentré en la sala de cine (seguramente rodeado de muchos puristas o curuchupas que colgaron su abrigo solo por una noche), cogí mi asiento y mientras la película avanzaba mi insatisfacción crecía y crecía, hasta que saltó más rápido que las tres señoras mayores sentadas detrás de mí. En una fórmula que se creía infalible: deseo + sexo + tabú, la película encuentra la impresionante manera de caer y fallar rotundamente de la siguiente manera:

fifty-shades-grey

  • Deseo: El motor principal de todo romance es el deseo, más aún cuando se sabe que uno va a una película de gran carga sexual. Es más, uno no espera romance sino solo deseo. Pero, Fifty Shades of Grey tiene la misma tensión sexual de una pareja de 72 años, uno no trata de fijarse si existe pero nunca aparece. He visto necrófilos más emocionados en un accidente de tránsito, que los protagonistas de esta película. El film trata desesperadamente de insinuar que ambos participantes “se tienen ganas”, que saturan al público (y en mi opinión insultan bastante la inteligencia de la audiencia) con señuelos sexuales. Incluso hay un momento de la película en que la protagonista, Dakota Johnson, se muerde tanto los labios que me empezaron a dar ganas de ir a buscar algo de comer. Además de esto, la película también incluyó unos diálogos sumamente plásticos de ella con su compañera de cuarto, que solo intentan “reforzar” el hecho de que ella está teniendo un amorío secreto. Si buscamos culpables para la ausencia de deseo en esta película, culpo a la gente que sí lo sintió. La tensión sexual es tan nula que incluso la insípida y nefasta película Crepúsculo y sus protagonistas, logran transmitir una mayor tensión sexual entre la pareja. Así que, esta película es la excepción de la frase “Still a better love story than Twilight”.

3

  • Sexo: Gran cantidad de sexo, muy buenas escenas y hasta ahí la película se estaba rescatando. Todo se fue al carajo cuando la única persona que se mostraba vulnerable era Dakota Johnson. Si bien toda persona busca ser complacida sexualmente, en la película muestran en un primer plano como a Anastasia (protagonista) se la complacía completamente en sus deseos (hasta ahí toda mujer con una pizca de feminismo o deseo sexual propio aplaudía internamente) pero en lo que avanza el film, lo único que podemos apreciar es cómo el descubrimiento sexual de la protagonista avanza o se estanca de acuerdo a los deseos de su pareja. En un lenguaje más coloquial, si ella quería descubrirse sexualmente tenía que someterse y rendirse a los caprichos de su novio. Obviamente hablo desde mi horizonte de ideas. En mi mente solo tenía cuestionamientos como: “¿Entonces, en pleno siglo XXI, el ideal sexual de una mujer es querer ser sometida?”, “¿Han pasado más de 50 años de lucha contra la discriminación de género, para que toda mujer suspire porque un tipejo la ponga de rodillas a esperarlo desnuda?”, “Me pregunto si en la época medieval, los torturadores se excitaban en su trabajo”.

rope

  • Tabú: El muy esperado sadomasoquismo. Al poster de la película solo le falta abajo: “Auspiciado por Trix”, porque me pareció que la película era para niños. Si bien se advertía de la “gran carga sexual”, el contenido no pasaba de PG-13 sino que fue repetitiva casi toda la película (creo que solo sumando todos esos PG-13 lograron que la película sea para mayores de 18 años). Obviamente no soy padre y no siento el miedo de que mis hijos se estén exponiendo a un contenido “inapropiado”, al cual yo como padre sí estoy yendo a ver, solo para repetir lo “inapropiado” que es. Pero, jugando con un poco de imparcialidad (casi nada de imparcialidad) lo único que genera el tabú es una mala experiencia.

Terminando este recorrido por los diferentes pensamientos que surgieron en la mente de un ser aspirante al mundo de la nada, dejaré solo 3 recomendaciones:

  1. Si la película los decepcionó, cómprense el libro. Si este los vuelve a decepcionar, entonces ya saben que todo el contenido es basura.
  1. Si al leer el libro no se sienten decepcionados, sino motivados a seguir consumiendo este tipo de cosas:
  • Si son solteros/as: Salgan más
  • Si tienen pareja: Salgan menos.
  1. Véanse Match Point de Woody Allen o Lolita de Kubrick, para que entiendan lo que es el deseo y que no se necesita leer ningún libro para que una adaptación sea buena.
Anuncios

Categorías:Fanzine

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s